domingo, 2 de septiembre de 2012

¿Qué paso con la libertad?

Sabes que el primer paso que tú y yo tenemos que tomar para ser libertados es ir allí y destruir ese altar de Baal.   Jueces 6. 

25 Aconteció que la misma noche le dijo Jehová: Toma un toro del hato de tu padre, el segundo toro de siete años, y derriba el altar de Baal que tu padre tiene, y corta también la imagen de Asera que está junto a él;

26 y edifica altar a Jehová tu Dios en la cumbre de este peñasco en lugar conveniente; y tomando el segundo toro, sacrifícalo en holocausto con la madera de la imagen de Asera que habrás cortado.

Este pueblo estaba viviendo las consecuencias de sus decisiones.  Decisiones de rebeldía – ellos se olvidaron de Dios.  Ellos conocían de Dios pero escogieron alabara a otro dioses.   Hermanos, es claro que no se puede hacer amistad y alianzas con otros “principios” fuera de Dios.  Por las decisiones de este pueblo ellos estaban viviendo la consecuencia de la desobediencia.  

Si usted y yo ignoramos de donde vienen las consecuencias que estábamos pasando hoy en día no podemos llegar a una liberta completa.  Pídele a Dios que te lleve allí para que sepas que área necesitas liberación.  Tenemos que ir a la raíz de los errores cometidos.  La realidad es que tarde o tempano nos alcanzaran las consecuencias de nuestros errores/pecados.  Muchos les gustan estar en situaciones; no les gusta estar libres. Hay personas que se deleitan más en las consecuencias de sus errores.  

Escribo esto con el corazón. Hermanos, trate con el origen de las consecuencias de sus decisiones.  El primer paso para ser liberados es que tenemos que irá al principio, al origen de la situación, reconocer la raíz de los problemas y pedirle perdón a Dios.  A Dios no se le puede esconder nada.  Lo bueno es que la misericordia de Dios es nueva cada día.  PERO no podemos buscamos a Dios solamente como el último recurso.  Dios no es una aspirina.  Mucha gente se toma 2 a 3 aspirinas para el dolor y quieren hacer lo mismo con Dios.  Tenemos que buscar a Dios por quien EL es y no por lo que EL nos puede dar.  

Háganse un autoexamen. ¿Qué está pasando en tu vida?

Escucha la voz de Dios por que cuando él nos da un diagnostico de salud espiritual no hay necesidad de buscar otra opinión. Hermanos ya no pase tiempo en lo que no es de Dios. Pasa más tiempo en las cosas de Dios.  Para ser liberes vete allí al origen de tu consecuencias y destruir ese altar de Baal.  Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. Gálatas 5:1 

No hay comentarios: