lunes, 2 de julio de 2012

¡Hay gente que le gusta tocar a Cristo! Son los vencedores, los que coreen a la línea de batalla.

¡Hay gente que le gusta tocar a Cristo! Son los vencedores, los que coreen a la línea de batalla.



La naturaliza de Cristo se compadece de la gente. Siempre de Cristo sale la misma virtud y el mismo poder. Todavía esa virtud y poder sale de Cristo. Cristo esta tan cerca de nosotros. El esta aquí.


Pero se necesita fe. Jesús habla de la fe; es mucho más que un hábito. Fe es como un grano de mostaza – no es tan grande la semilla pero lo grande es lo que crece. La fe que no ve resultados es una fe muerta. Si no hay resultados en nuestras vidas hay que mejorar nuestra fe.


Cuando hemos tratado todo, nuestra fe nos va a llevar a un mejor resultado. Fe es asesorase en Dios. La fe nace donde esta el Espíritu Santo. Y unos del los frutos del Espíritu Santo es la Fe.


La mujer del flujo de sangre, ella paso 12 años buscando diferentes resultados. Pero el resultado era igual – ella seguía con el mismo problema. ¿Qué seria lo que llevo a esta mujer a buscar la verdadera ayuda? Ella se dio cuenta que lo único que podría ayudarla era Cristo. ¿Cuantos sueños tuvo de ser sana? El deseo de obtener la sanidad causo que ella se movilizara cuando ella escucho que el Maestro, el Sanador llegaba. Ella se preparo para corre a la línea de batalla.


Vino uno que se llama Jesucristo. Los testimonies fresco se promovieron tanto que el anuncio de el Poder del Jesucristo llego a los oídos de esta mujer. Ella sabia que El era el único que la puedia sanar. Ella fue a la línea de batalla con un corazón sincero.


Yo te dijo a ti…. Acércate a Dios con tus realidades. Hay que aprender de ella. Tienes que llegar allí donde esta el Maestro y recibir un mejor resultado.


¿Ya no puedes más? ¿Ya no tienes esperanza? ¿Los tuyos te han dado la espalda? ¿Los médicos no tienen buenas noticias?


Hay que acércanos a Jesucristo. Corre a la línea de batalla. Activa tu Fe. Ten un corazón sincere. ¡Y toca el manto de Cristo!

Pastor Victor Martinez


No hay comentarios: