viernes, 23 de septiembre de 2011

Cristo es el Señor. El es la autoridad; toda potestad le ha sido dada.

Si el límite para conducir es 45 millas por hora vamos 80. Después viene la policía y nos quejamos.

Un 70% de las personas violamos autoridad y obediencia. Nada quiere aceptar a nadie en su autoridad.  Si es verdad que algunas veces la autoridad son/es injustas. PERO, aun así la Biblia nos enseña que tenemos que obedecer las leyes establecidas.

¡Dios los va a censura! Eso es si hay alguien que conciencio autoridad no obedece autoridad.

Dios pone a Cristo como cabeza de la iglesia. El cuerpo obedece a Cristo. Tu jamás veras a una mano o un pies moviéndoos por ahí. Si tu dedo se mueve es porque la cabeza (la autoridad) le mano ese mensaje. La iglesia debe caminar en obediencia a Cristo que es obediencia y nuestra autoridad. Cristo es el Señor. El es la autoridad; toda potestad le ha sido dada.

Mira a Pablo. Respectando las leyes y ordénelas. Hasta que el se encontró con la autoridad – la Biblia dice que cajo. ¿Al ver la gloria de Dios que paso con Pablo? Pablo cajo y dice te veo…. reconocido al Señor. El reconozco la autoridad de Dios.

La razón que las personas no quieren un encuentro con la autoridad [Dios] es porque no quieren caer. Porque al caer tu dejas de hacer lo que tú quieres y empieza a decir…“que quieres que yo haga Señor”?

En medio de la iglesia muchos no obedecemos los mandamientos. Cristo dijo separados de mi nada podes hacer. Personas que no saben sujetases van a ser censurados. Estamos viviendo en un tiempo que lo menos que practicamos es autoridad y obediencia. Dios censura a los rebeldes…

·         Adán y Eva – expulsados del prasio

·         Caín - ignoro el mandamiento de Dios

·         María - tuvo lepra y fue echada del campamiento

·

Espero que en el día de hoy no haga ningún rebelde ante que Dios le censure. Hermanos, mira a Dios como la autoridad. Diga “hoy voy hacer esa sierva / siervo que no se niega a la autoridad”. Entonces puedes espera a escuchar - Ese es mi hijo/a amado en que tengo complacencia”. Tú debes de tiene una declaración - de aquí en adelante no hago nada sin daré le la gracias a Dios y espera por la respuesta de Dios. Que no se haga su voluntad sino la de nuestro Padre Celestial.


No hay comentarios: